Cómo gestionar las rabietas de los niños

Aprender a gestionar las rabietas de los niños no es algo sencillo.

Cómo gestionar las rabietas de los niños

Para muchos padres, el gestionar las rabietas de los niños se convierte en algo muy complejo, en donde realmente no saben qué hacer o son conscientes de que lo están llevando mal y no le están haciendo un favor a sus hijos. Es normal que en la gran mayoría de los casos no sepan cómo actuar.

Hay algunos padres que se enfadan, otros que deciden colocar un castigo mientras que los hay también quienes ignoran por completo la situación con el fin de que el niño se termine agotando de tanto quejarse y se calme. Pero también los hay quienes satisfacen sus deseos con el fin de que todo termine.

Lo cierto es que lo que sucede es que este tipo de acciones lo que hace es dar un mensaje equivocado a los niños y por lo tanto le hacen creer que realmente una rabieta se puede resolver haciendo una manipulación para conseguir lo que desean.

Por ese motivo, es que es fundamental para los padres el saber gestionar las rabietas de los niños con el fin de comprender lo que necesitan, controlar el enfado y así impulsarlos a que tengan un autocontrol real de todo.

Es a partir de los tres años, que los niños comienzan a gestionar adecuadamente sus emociones según los modelos y ejemplos que reciben cuando observan a sus padres como por ejemplo al ver cómo resuelven una situación en particular. Así es como se van formando adultos que son capaces de controlar la ira y ver cuándo se está adoptando un comportamiento de forma positiva o negativa.

Otra de las pautas importantes es el poder analizar realmente cuándo los padres están teniendo un tipo de crianza que esté favoreciendo o no las manifestaciones de enojo de ese niño. Enojarse es algo válido, porque forma parte de las emociones, lo que no está bien es que sea siempre, pues hay que tener una medida con ello.

Según los expertos, es justamente la aceptación de la emoción lo que hace que el niño pueda aprender, reconocerla, darle un significado y nombrarla adecuadamente. Si se está sintiendo ira, tiene que saber qué es, y qué es lo que le sucede cuando lo siente o cuáles son las situaciones que lo generan. El convertir las emociones en palabras es algo fundamental en todos los aspectos y al final, será así como podamos ir poco a poco aprendiendo a gestionar las rabietas de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Sobre nosotros

Nuestra cartera de servicios es muy amplia por eso nosotros te proponemos el servicio que mejor se adapta a tus necesidades y busca la persona más adecuada y con ganas de trabajar, proporcionándote un servicio eficaz con toda la seguridad y confianza que necesitas.

Últimas entradas

CONTACTA CON NOSOTROS



By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. leer mas

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close