Cómo proteger a los niños del calor

La deshidratación y los golpes de calor pueden llegar a ser muy graves en los niños.

Cómo proteger a los niños del calor

Ya estamos en verano y con ello llegan las altas temperaturas para permitirnos disfrutar al máximo de todo lo bueno del verano en general. Pero así como nosotros sufrimos en muchas oportunidades del calor, lo mismo sucede con los niños, que viven el calor igual o peor que nosotros.

proteger a los niños del calor+

Para que esto no suceda en gran medida, lo mejor que puedes hacer es proteger a los niños del calor, haciendo para ello que mantengan una temperatura adecuada durante todo el día.

Cuando hace mucho calor, el ritmo cardíaco general se acelera y puede suceder que exista algún tipo de golpe de calor debido a la falta de hidratación general, lo que en los casos más extremos lleva a los golpes de calor.

Las personas más débiles en estos aspectos son los niños pequeños, los enfermos, los bebés y los ancianos, por ese motivo es que hay que prevenir para que no existan los golpes de calor.

Para prevenir el golpe de calor en los niños es necesario evitar el hecho que estén expuestos al sol directamente colocando algún tipo de gorro en su cabeza.

Durante las horas de mayor calor, es recomendable que no estén en el exterior y que no hagan ejercicio físico.

Si mantenemos la casa con las persianas bajas podremos tener el espacio mucho más fresco. Cuando sea necesario pondremos el aire acondicionado a temperatura baja para que no haga ningún efecto contrario en ellos.

Por otro lado, es muy importante la alimentación y la hidratación. Beber mucho agua e incluir en la alimentación zumos, verduras y frutas va a ayudar a evitar los golpes de calor. Hay que suspender por el momento las comidas copiosas y con mucha grasa ya que absorben mucho agua interior.

Si por algún motivo, nuestro hijo sufre de un golpe de calor, hay que llamar de inmediato a los servicios médicos para tomar las medidas adecuadas y colocar al niño en un lugar fresco humedeciendo el cuerpo con compresas frescas para bajar la temperatura de su cuerpo.

Otro de los grandes inconvenientes durante esta época es la deshidratación.

Para ello, además de beber constantemente agua también podemos ayudar al colocar a los niños ropas que sean frescas para que la temperatura corporal no aumente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Sobre nosotros

Nuestra cartera de servicios es muy amplia por eso nosotros te proponemos el servicio que mejor se adapta a tus necesidades y busca la persona más adecuada y con ganas de trabajar, proporcionándote un servicio eficaz con toda la seguridad y confianza que necesitas.

Últimas entradas

CONTACTA CON NOSOTROS



By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. leer mas

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close