Enseñarle a los niños a andar por la calle

La importancia de que conozcan las señales de tránsito y el cómo deben comportarse en la calle.

Enseñarle a los niños a andar por la calle

 

Cuando los niños van por la calle con un adulto ya sea un padre, madre, abuelo o cualquier otro responsable es importante que se sigan unos parámetros de seguridad ya que los niños repiten todo lo que ven y si por ende por ejemplo no respetamos un semáforo en color rojo, entonces el niño entenderá que eso está correcto.

enseñarle a los niños a andar en la calle

Los niños deben aprender cómo andar por la calle. Lo mejor es que nos desplacemos caminando de un lado al otro para que vayan comprendiendo las reglas del tráfico y los lugares más seguros en los que pueden estar.

Un niño de hasta 7 años de edad, debe ir siempre con un adulto. Se puede optar por llevarlo de la mano o vigilarlo para que esté siempre cerca y no cruce la calle.

Lo mejor para ello, es hacer que el niño esté en la parte interior de la acera porque así no habrá problemas de que pueda irse a la calle sin querer.

A pesar de ello, hay algunos lugares que hay que prestar especial atención como es el caso por ejemplo de la salida de los garajes donde puede salir un coche rápidamente sin que nos demos cuenta provocando algún que otro inconveniente.

En el momento en que haya que cruzar la calle, si no hay semáforos, lo haremos por la senda de peatones. Aquí hay que explicar al niño que a pesar de que la preferencia es del peatón, hay que mirar para ambos lados y comprobar que no viene ningún coche como lo haríamos con un semáforo.

Por supuesto que en caso de que exista un semáforo hay que cruzar siempre que esté en color verde y también observando para ambos lados para comprobar que no haya ningún coche que no esté respetando las señales.

Otro de los momentos peligrosos que puede haber en la calle, es cuando los niños suben y bajan del coche. Tenemos que hacer que se acostumbren a subir y bajar por el lado de la acera, evitando así que haya cualquier accidente. Si aparcamos en doble fila por ejemplo cuando vamos a recoger al niño al colegio, puede llegar a ser peligroso para todos. Lo mejor es que se aparque bien el coche y que se vaya a buscar al niño a la puerta del colegio de la mano. Cuando van solos tienen que subir al autobús escolar, entonces hay que explicarles que siempre el autobús se espera en la acera.

Si los niños ya son un poco mayores para ir solos al colegio, entonces tenemos que hacer el recorrido más seguro muchas veces con ellos para comprobar que conocen el camino a la perfección. También habrá que enseñarle las dificultades que tiene el camino, como por ejemplo algún semáforo o similar.

Por último pero no menos importante, es clave no pasarles el miedo a los niños y que una vez que aprendan todo lo que queremos decirles que obtengan confianza en ellos mismos para hacerlo correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Sobre nosotros

Nuestra cartera de servicios es muy amplia por eso nosotros te proponemos el servicio que mejor se adapta a tus necesidades y busca la persona más adecuada y con ganas de trabajar, proporcionándote un servicio eficaz con toda la seguridad y confianza que necesitas.

Últimas entradas

CONTACTA CON NOSOTROS



By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. leer mas

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close